Cultivo de la Col Kale - ¿nos hacemos una ensalada con col kale?

Publicado Por: Admin Admin En: Hortalizas En: Comentario: 0 Visualizar: 24

Seguro que has oído hablar que la col Kale es una hortaliza que aporta muchos nutrientes, pero ¿y si además la hemos cultivado nosotros? Te explicamos cómo cultivar col kale, es muy fácil en un huerto urbano

La col Kale es de la familia de las crucíferas, donde podemos encontrar todas las coles; brócoli, coliflor, col de Bruselas, col de Milán, col rizada, ... Todas son plantas bianuales con hoja enteras rizadas o no, carnosas que pueden hacer o no repollo. Suelen tener componentes que emiten un olor muy característico.

En este artículo hablamos de la kale, que por su crecimiento nos permite disfrutar de forma muy adecuada en un huerto urbano. La Kale produce unas hojas rizadas y un poco duras que son las que cosechamos, no hace repollo, de forma que podemos ir retirando y consumiendo hoja a hoja, siempre retirando primero las más externas. La col Kale tiene unas hojas un poco duras, si no las has probado, seguro que la primera vez te sorprenderá. Recuerda, que como col que se, si le toca las primeras heladas, más dulce y buena es!

Es una hortaliza que hace una altura de unos 50 cm, que crece durante el otoño e invierno ya que normalmente trasplantamos durante el inicio de otoño. Requiere un buen espacio, reserva en su huerto urbano un espacio correspondiente a unos 25 litros, a unos 40 cm de distancia entre coles. Requiere un sustrato rico en abono, así que inicialmente antes de plantar prepara el sustrato añadiendo una buena porción de humus de lombriz, y durante el crecimiento, añade un puñado de humus mensualmente, sino te encontrarás que tienes poca productividad. En cuando al riego, no dejes que pase sed, pero siempre, sin ahogar las raíces.

Si la cultivas en un huerto urbano, no pongas cerca ajo, ya que es incompatible, sin embargo, le gusta compartir espacio con apio, espinaca, lechuga, zanahoria y cebolla.

Es una hortaliza que no lleva demasiado problemas para crecer, únicamente debes tener a raya las orugas de la col, que aunque son muy habituales, también son muy fáciles de eliminar.

COCINA

¿Y como cocinamos la col kale? Es muy nutritiva y para aprovechar los nutrientes la mejor manera es tomarla cruda en una ensalada, pero es un poco dura, así que yo te recomendaría hacerla al vapor o salteada, o incluso al horno como unas chips. Siempre pero hay que retirar el tallo central para quedarnos con la parte verde rizada, y este tallo duro lo podemos aprovechar en el caldo.

Cruda: Es imprescindible ponerla con agua, limón y sal y trabajarla para ablandarla. Es recia, dura y no agradable si no la has ablandado. Se complicado apreciar esta hortaliza cruda

Vapor o hervir: Cuanto más rato está con ebullición menos nutrientes, así que siempre mejor en vapor

Horno: Las hacemos como chips, un aperitivo saludable, original y bueno

Salteada: Previamente podemos escaldar para saltear posteriormente con poco aceite, y añadir en una ensalada de lentejas como la que ves en la imagen.

Tienes numerosas recetas así que, anímate y buen apetito

Etiquetas: hortalizas crecetas

Comentarios

Deja tu comentario