Diferencias entre Huerto Urbano y Huerto en parcelas (I) Hoja a hoja

Publicado Por: Admin Admin En: Huerto Urbano En: Comentario: 0 Visualizar: 157

En el huerto urbano en casa debemos cultivar pensando en el espacio que tenemos y amortizarlo al máximo ¿Cómo lo podemos hacer? Debemos sacarnos de la cabeza los objetivos del cultivo del campo. 

Tener un huerto en casa no es lo mismo que tenerlo en una parcela en el campo, es obvio

¡El espacio es la gran diferencia!

Así pues en casa debemos cultivar pensando en el espacio que tenemos y amortizarlo al máximo ¿Cómo lo podemos hacer? Debemos sacarnos de la cabeza los objetivos del cultivo del campo. Cuando estamos en tierra firme, cultivamos y pasadas unas semanas, cosechamos  unas magníficas lechugas, coles, tomates o pimientos ...

Cuando sólo tenemos 1m2, o poco más, el objetivo cambia, y se transforma. Por un lado, en disfrutar del crecimiento y del otro en comer el máximo de días tierno, fresco  y natural.

El primer objetivo sin duda se cumple, ¿conoces a alguien que tenga un huerto urbano en casa y no te haya enseñado fotos hechas con el móvil? Seguro que no. Y esto es por este sentido emocional que nos aporta el huerto urbano.

Y el segundo objetivo, comer tierno y fresco, ¿cómo lo conseguimos? Cuando ponemos una lechuga en la mesa de cultivo, a las pocas semanas ya podemos empezar a coger hojas. Como consecuencia, no se nos hará tan grande, pero muy pronto después de plantar, comeremos hojas tiernas, y por tanto, ricas de vitaminas y nutrientes. Al no hacerse tan grande, también ganamos ya que podremos poner dos lechugas en lugar de uno, y si son de tipo diferente, mejor, así tendremos hojas variadas.

Esto lo podemos hacer en nuestro huerto urbano en muchas hortalizas de las que ponemos a la ensalada; lechugas, rúcula, canónigo, rábanos y remolacha (podemos tomar alguna hoja mientras crece), espinacas; y también con el apio, acelgas, ...

urbacultiving

Comentarios

Deja tu comentario